Trelew
Despejado
2°C
Previsión 27 de junio, 2022
Día
Cubierto
Cubierto
13°C
Previsión 28 de junio, 2022
Día
Ventoso
Ventoso
17°C
Previsión 29 de junio, 2022
Día
Ventoso
Ventoso
10°C
Previsión 30 de junio, 2022
Día
Soleado
Soleado
12°C
 

Puerto Madryn
Despejado
2°C
Previsión 27 de junio, 2022
Día
Ventoso
Ventoso
13°C
Previsión 28 de junio, 2022
Día
Cubierto
Cubierto
17°C
Previsión 29 de junio, 2022
Día
Ventoso
Ventoso
11°C
Previsión 30 de junio, 2022
Día
Soleado
Soleado
12°C
 

Rawson
Despejado
2°C
Previsión 27 de junio, 2022
Día
Cubierto
Cubierto
13°C
Previsión 28 de junio, 2022
Día
Ventoso
Ventoso
17°C
Previsión 29 de junio, 2022
Día
Ventoso
Ventoso
10°C
Previsión 30 de junio, 2022
Día
Soleado
Soleado
12°C
 

Titulares

El problema de las concesionarias: Quedaron con estructuras enormes para un nivel de ventas que bajó exponencialmente

La desaceleración rotunda del mercado de ventas de automóviles planteó un nuevo desafió a los líderes de las concesionarias: Ocupar el tiempo ocioso del personal en nuevos esquemas de reconversión a las que apuestas las casas de autos.

Metadata dialogó con el Director de Grupo Autosur, José Oroquieta, quien se refirió a este dilema que sembró la crisis en el sector y que se agravó con la pandemia.

“Seguimos siendo grupos de concesionarios que estamos tomando decisiones para adaptarnos a un mercado en el que todavía somos gigantes. Seguimos teniendo estructuras y gastos enormes para lugares donde no hay autos”, reconoció Oroquieta a este portal.

“Estamos patentando 130 autos por mes. Tenemos talleres y galpones enormes, costos muy elevados en seguridad y cámaras y todo eso genera gasto ocioso”, enfatizó.

Sin embargo, lejos de recortar el plantel, Grupo Autosur mantiene su plantel. “Nosotros tenemos una estructura que requiere esta cantidad de personal y en este momento estamos contratando gente. Pese a tener rentabilidad negativa, hay áreas en las que tengo que seguir trabajando. El principal capital de trabajo que tiene un concesionario fuera de los autos en stock y de los inmuebles que pueda tener, es el conocimiento del rubro y del mercado”, valoró Oroquieta.  

Agregó que el posicionamiento de las empresas “quedó muy frágil” y eso “recorta tu poder de maniobra”, por lo cual “tenés que ser muy fino en tu decisión”.

Vaticinó que el concesionario que pueda sobrevivir “es el que pueda variar, encontrar a su cliente, ofrecerles nuevos servicios y sobre todo adaptarse. Viene un esquema de adaptación fundamental”.

“La pandemia a todos nos hizo perder plata y acrecentó el agujero. Las ventas se producen con una rentabilidad mucho menor”, describió el titular del Grupo Autosur.

Por eso, Oroquieta delineó que el desafío de las concesionarias “es estar más allá de la coyuntura”.

Compartir: