Trelew
Mayormente Nuboso
14°C
Previsión 27 de noviembre, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
29°C
Previsión 28 de noviembre, 2022
Día
Nuboso
Nuboso
32°C
Previsión 29 de noviembre, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
27°C
Previsión 30 de noviembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado
Parcialmente Soleado
24°C
 

Puerto Madryn
Mayormente Despejado
14°C
Previsión 27 de noviembre, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
31°C
Previsión 28 de noviembre, 2022
Día
Más claros que nubes
Más claros que nubes
34°C
Previsión 29 de noviembre, 2022
Día
Ventoso
Ventoso
29°C
Previsión 30 de noviembre, 2022
Día
Nuboso
Nuboso
25°C
 

Rawson
Parcialmente Soleado
14°C
Previsión 27 de noviembre, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
29°C
Previsión 28 de noviembre, 2022
Día
Nuboso
Nuboso
32°C
Previsión 29 de noviembre, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
27°C
Previsión 30 de noviembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado
Parcialmente Soleado
24°C
 

Titulares

LA COLUMNA DE METADATA

El laberinto económico de Chubut: Renegoció la deuda más pesada, pero sigue endeudándose a corto plazo y con intereses millonarios

El ministro de Economía volvió a activar el sistema de Letras del Tesoro por el cual se pagan intereses millonarios. Esta vez se financió con $ 1.034 millones para hacer frente a los sueldos de los estatales.

El gobierno provincial de Chubut anunciaba en una conferencia de prensa llena de optimismo, que había alcanzo un acuerdo con el 90 por ciento de los acreedores por el bono de los 650 millones de dólares, que supuestamente era “la herencia más pesada” que tenía la administración de Mariano Arcioni.

“Tendremos un ahorro de 167 millones de dólares en estos tres años”, pronunciaban Antonena, el gobernador Mariano Arcioni y todo el arco oficialista, intentando destacar las gestiones conseguidas frente a los “lobos” que operan en Wall Street, Europa y los principales mercados del mundo.

El gobierno provincial estaba saliendo paulatinamente del vicioso esquema de deuda a corto plazo como lo son las Letras del Tesoro.

Durante 2020, el Gobierno recurrió en forma permanente a esta herramienta y colocó deuda por más de 10.000 millones de pesos en Letras del Tesoro, contabilizando la operación en dólares por 34,5 millones.

Por todas esas emisiones, se fugaron más de 1.000 millones de pesos en concepto de intereses durante el 2020.

Todo indicaba que la renegociación de la deuda descomprimiría la carga de divisas que se fugaban de Chubut sin entrar a las arcas provinciales, pero lo cierto es que el encargado de administrar la economía de Chubut, Oscar Antonena, volvió a endeudar a la Provincia hace 10 días en poco más de 1.000 millones de pesos, por lo cual pagará aproximadamente $ 200 millones en concepto de intereses.

La deuda más gruesa en dólares ya fue renegociada, pero el Gobierno sigue recurriendo al endeudamiento. A partir de esto, el interrogante que surge y que es largamente debatido en Chubut es si el verdadero problema era la deuda de 650 millones de dólares del BOCADE que emitió la gestión de Mario Das Neves o los aumentos salariales que otorgó el gobernador Mariano Arcioni en marzo de 2019 a un mes de las elecciones primarias. ¿O fueron ambas?

Lo cierto, es que el Gobierno ya se sacó de encima la renegociación de la deuda que descomprime los pagos hasta 2023, y que le “sede” toda la responsabilidad a los próximos dos gobiernos. Sin embargo, a pesar de achicar los desembolsos, Chubut tuvo que recurrir nuevamente al mercado doméstico para tomar deuda a corto plazo con una tasa promedio del 40 por ciento, como anticipó Metadata en exclusiva el viernes pasado.

La reestructuración de la deuda no logró sacar del laberinto financiero a Chubut y volvió a ingresar a un sistema “peligroso” como es el de las Letras del Tesoro, como ocurrió el año pasado, cuando transformó prácticamente en el único plan de Gobierno para poder afrontar el pago de sueldos atrasados.

¿QUÉ ESTÁ PAGANDO CHUBUT?

Las obligaciones de deuda que tiene Chubut no se detienen a pesar de la renegociación del bono más voluminoso.

Desde enero de 2021 y durante tres años más, Arcioni tiene una serie de compromisos que generan estrés a las arcas provinciales.

Con el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial hay cuatro compromisos diferentes: El primer de ellos es la prórroga que consiguió en octubre de 2019 por $ 1.880 millones que comenzaron a pagarse en enero de este año en forma mensual y por un lapso de 36 meses.

También está operativo desde enero de 2021, el pago de $ 1.400 millones con el Fondo Fiduciario. Son pagos mensuales por un periodo de 36 meses y con una tasa regulada a la inflación.

La parte más gruesa con el Fondo Fiduciario serán los dos préstamos de 5.000 millones de pesos cada uno con el Fondo Fiduciario, que se abonará mensualmente durante 36 meses. Por estos $ 10.000 millones, Chubut deberá destinar poco más de 300 millones por mes.

A estas obligaciones, se le suman los pagos trimestrales por el BOCADE que rondarán en los 16 millones de dólares ($ 1.500 millones aproximadamente al tipo de cambio actual); los desembolsos por Letras del Tesoro; y los pagos por el título denominado BOPRO.

El Gobierno deberá apelar a un programa sustentable en materia económica y financiera para salir de este embrollo. Nación se lo exige, la oposición provincial también, pero principalmente los empleados estatales que son los principales perjudicados por no cobrar en tiempo y forma los sueldos que les permite vivir el día a día.

Compartir: