Trelew
Nuboso
19°C
Previsión 30 de noviembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado con Chubascos
Parcialmente Soleado con Chubascos
22°C
Previsión 1 de diciembre, 2022
Día
Soleado
Soleado
29°C
Previsión 2 de diciembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado
Parcialmente Soleado
31°C
Previsión 3 de diciembre, 2022
Día
Más claros que nubes
Más claros que nubes
29°C
 

Puerto Madryn
Nuboso
17°C
Previsión 30 de noviembre, 2022
Día
Principalmente Nuboso con Chubascos
Principalmente Nuboso con Chubascos
23°C
Previsión 1 de diciembre, 2022
Día
Soleado
Soleado
30°C
Previsión 2 de diciembre, 2022
Día
Nuboso
Nuboso
34°C
Previsión 3 de diciembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado
Parcialmente Soleado
32°C
 

Rawson
Nuboso
19°C
Previsión 30 de noviembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado con Chubascos
Parcialmente Soleado con Chubascos
22°C
Previsión 1 de diciembre, 2022
Día
Soleado
Soleado
29°C
Previsión 2 de diciembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado
Parcialmente Soleado
31°C
Previsión 3 de diciembre, 2022
Día
Más claros que nubes
Más claros que nubes
29°C
 

Titulares

EXCLUSIVO DE METADATA

Chubut le puso un freno a la avanzada de Buenos Aires y Córdoba que querían quedarse con el cobro de Ingresos Brutos por las producciones de otras provincias

El Gobierno del Chubut a través de la cartera de Economía, presentó un proyecto en la Comisión Arbitral del Convenio Multilateral (Comarb) para frenar un intento de monopolizar recaudaciones por Ingresos Brutos. Buenos Aires y Córdoba proponían que este impuesto sea cobrado en el lugar de destino y no de origen. La mayoría de las jurisdicciones no estaban al tanto.

Chubut logró una victoria política y económica de gran escala que, de no haber ocurrido, hubiese provocado una estampida política.

Los gobiernos provinciales de Buenos Aires y Córdoba intentaron avanzar de manera silenciosa y sigilosa con una maniobra de alto impacto económico en todas las jurisdicciones, salvo en estos dos distritos.

A grandes rasgos, buscaban quedarse con la percepción del cobro de Ingresos Brutos de gran parte de todas las producciones del país.

¿Cómo lo iban a hacer? Querían cambiar las reglas de juego para que el cobro se realice en el lugar de destino de las jurisdicciones y no en el lugar de origen.

Por ejemplo, la extracción de hidrocarburos que se realiza en suelo chubutense, pero se refina en provincia de Buenos Aires, era una de las tantas actividades – de acuerdo a la intención de Buenos Aires y Córdoba – que comenzarían a pagar Ingresos Brutos en el “lugar de destino” y no “en el lugar de origen”.

Lo mismo ocurría con el litio de Jujuy, el sector vitivinícola de Mendoza, las tabacaleras, azucareras, productos agropecuarios, forestales y mineros, entre otros.  

“La viveza” y “picardía” de estas dos provincias pasó casi inadvertido por todas las provincias. La maniobra no se filtró en los medios nacionales y esta semana Chubut le puso un freno en el momento justo.

Antonena llevó a la Comisión Arbitral un proyecto para echar luz a este polémico avance de Buenos Aires y Córdoba, que no solo generaría una sangría económica para muchas jurisdicciones, sino también provocaría un estallido político.

En la Comisión Arbitral, que esta integrada por siete provincias, de las cuales Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires son jurisdicciones con carácter permanente, mientras las cinco restantes son transitorias y van cambiando, salió de la subcomisión un único proyecto para tratarse en la próxima cumbre de mayo: El de Chubut, que busca que los Ingresos Brutos sean percibidos, como hasta ahora, por las provincias productoras de las actividades primarias.

SIN IMPACTO Y CON LA INTENCIÓN DE QUEDARSE CON EL COBRO

El federalismo es una frase que se pudo de moda en los últimos años. Suena bien y todos los gobiernos la utilizan con la intención de exhibir igualdad de condiciones en cada rincón del país.

Sin embargo, a la hora de tratarse de recursos y fondos, el federalismo encuentra un límite perfectamente definido.

La maniobra que proponen Buenos Aires y Córdoba no resiste análisis. En términos populistas, querían quedarse con la percepción de Ingresos Brutos con el desgaste y el sacrificio de otros.

Para decirlo sin rodeos y en forma sencilla y clara, Buenos Aires y Córdoba pretendían que las provincias productoras acuerden inversiones, establezcan marcos regulatorios, sufran el impacto ambiental dependiendo de la actividad que se trate y, finalmente, llevarse el cobro de Ingresos Brutos a sus jurisdicciones.

Un disparate, pero que por hermetismo y sigilo con el que lo manejaron, estuvieron a un paso de avanzar con esa iniciativa si Chubut no hubiese detectado la maniobra.

QUÉ DICE EL PROYECTO

Metadata accedió en exclusiva al dossier que presentó Antonena y que contó con el voto de cinco de las siete jurisdicciones (Corrientes, Río Negro, San Juan, Santa Fe y Santiago del Estero), hace un repaso en la norma de origen que es el Convenio Multilateral del 18 de agosto de 1977.

El mismo hace referencia a la distribución de la base imponible proveniente de las actividades ejercidas en dos o más jurisdicciones, teniendo en miras evitar la doble o múltiple imposición.

“Las potestades tributarias relacionadas con las actividades de explotación de los recursos naturales han sido objeto de especial resguardo legislativo coordinando las atribuciones provinciales que surgen del reconocimiento del dominio originario que la Constitución Nacional consagra a las provincias en su artículo 124”, reza el proyecto que introdujo Antonena en la Comisión Arbitral.

El ministro de Economía de Chubut recordó que el ejercicio de las actividades primarias “también ha merecido particular tutela en el Convenio (Multilateral) a los fines de evitar cualquier tipo de menoscabo en la atribución de los ingresos que les corresponden a las provincias productoras”.

Uno de los pasajes clave del dossier es cuando advierte que para las actividades de explotación de recursos primarios “adquiere especial relevancia el lugar donde éstas se desarrollan, pues no pueden trasladarse libremente e importan el uso de recursos que no son renovables y cuyo agotamiento deviene en la pérdida de medios para el desarrollo de actividades en las provincias productoras”.

Frente a esto, la provincia del Chubut evidenció el Convenio Multilateral del 77 consideró necesario garantizarles a las jurisdicciones productoras “la atribución de los ingresos derivados de estas actividades”.

Compartir: