Trelew
Despejado
11°C
Previsión 1 de octubre, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
19°C
Previsión 2 de octubre, 2022
Día
Nuboso
Nuboso
17°C
Previsión 3 de octubre, 2022
Día
Chubasco
Chubasco
19°C
Previsión 4 de octubre, 2022
Día
Soleado
Soleado
22°C
 

Puerto Madryn
Mayormente Despejado
10°C
Previsión 1 de octubre, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
22°C
Previsión 2 de octubre, 2022
Día
Nuboso
Nuboso
17°C
Previsión 3 de octubre, 2022
Día
Chubasco
Chubasco
20°C
Previsión 4 de octubre, 2022
Día
Más claros que nubes
Más claros que nubes
22°C
 

Rawson
Despejado
11°C
Previsión 1 de octubre, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
19°C
Previsión 2 de octubre, 2022
Día
Nuboso
Nuboso
17°C
Previsión 3 de octubre, 2022
Día
Chubasco
Chubasco
19°C
Previsión 4 de octubre, 2022
Día
Soleado
Soleado
22°C
 

Titulares

Hoy se cumplen 7 años de la primera movilización masiva del “Ni Una Menos”

En mayo del 2015, un brutal femicidio sacudió a la ciudad de Rufino, Santa Fe. Fruto del desamparo, lo que no se vio venir fue una movilización que se convirtió en un punto de partida para América Latina y España en la lucha contra la violencia machista.

El 3 de junio de 2015 nace Ni una menos como una expresión masiva motivada por la impotencia ante el terrorífico femicidio de Chiara Páez en Santa Fe en manos de quien fuera su novio, Manuel Mansilla. Como consecuencia del brutal crimen, miles de mujeres se movilizaron en todo el país para poner en discusión la violencia machista y para pedir, como cada año desde aquel entonces, medidas para ponerle fin a las expresiones de odio por motivos de género.

Ni Una Menos fue la consigna que logró convocar y sintetizar una impotencia que se expandió en todo el continente, porque no se trata solamente de la Argentina sino de decenas y decenas de países en los que las mujeres están expuestas a la misoginia en cualquiera de sus dimensiones.

Corría mayo del 2015 y Chiara, embarazada de dos meses, fue asesinada a golpes por su novio, Manuel Mansilla y enterrada en el patio de la casa de los abuelos del femicida. La brutalidad del hecho desencadenó una reacción en las mujeres a nivel masivo, pero más por una cuestión de acumulación que de sorpresa ante el horror: lo que le pasó a Chiara no fue un hecho aislado, sino uno más de otros tantos en un país en el que una mujer es asesinada cada 27 horas.

A los pocos días, ya se había determinado una fecha y una consigna que, a siete años, sigue vigente: Ni Una Menos. La movilización de miles y miles de mujeres en 80 ciudades de la Argentina, se convirtió en el inicio de un movimiento que se expandió en América Latina y hasta en España.

Compartir: