Trelew
Cubierto
13°C
Previsión 10 de agosto, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
17°C
Previsión 11 de agosto, 2022
Día
Más claros que nubes
Más claros que nubes
17°C
Previsión 12 de agosto, 2022
Día
Ventoso
Ventoso
18°C
Previsión 13 de agosto, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
16°C
 

Puerto Madryn
Cubierto
13°C
Previsión 10 de agosto, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
13°C
Previsión 11 de agosto, 2022
Día
Más claros que nubes
Más claros que nubes
17°C
Previsión 12 de agosto, 2022
Día
Ventoso
Ventoso
19°C
Previsión 13 de agosto, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
16°C
 

Rawson
Cubierto
13°C
Previsión 10 de agosto, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
17°C
Previsión 11 de agosto, 2022
Día
Más claros que nubes
Más claros que nubes
17°C
Previsión 12 de agosto, 2022
Día
Ventoso
Ventoso
18°C
Previsión 13 de agosto, 2022
Día
Más nubes que claros
Más nubes que claros
16°C
 

Titulares

No es solamente futbol: Cómo creció la ciudad a través de los primos

Se cumplen 157 años de vida, de historia, y como toda historia se hace con protagonistas, tal es el caso, entre otros, del Club Social y Deportivo Madryn –surgido en 1916 como Madryn Football Club, consolidado con su nombre actual desde 1924- y el Club Guillermo Brown nacido en 1945.

Dos instituciones deportivas que atraviesan uno, sino el mejor, momento de sus largas vidas. Hoy compitiendo en la segunda categoría mas grande del futbol argentino, la tan difícil y competitiva Primera Nacional.

Cabe destacar que tanto Madryn como Brown tuvieron la época dorada del básquet entre los años 84 y 93 si la memoria no nos falla, donde la ciudad se paralizaba, se tomaba como un acontecimiento, la gente se preparaba todo el día y hasta se podría decir que organizaba toda la semana, para que los viernes por la noche y cada domingo, el pueblo madrynense llenara tanto, El Viejo Palacio Aurinegro como el Benito García. 

Una década más tarde, cuando corría el año 2003 aproximadamente, y luego de un infartante clásico basquetbolístico, una empresa pesquera radicada en la ciudad decide comprar la plaza del Torneo Nacional de Ascenso, mas conocido como TNA, donde participa de ese certamen, devolviéndole a la ciudad el básquet que tanto extrañaba. 

Es por ese entonces que se inaugura, en noviembre de 2004, el Estadio Lujan Barrientos, en el predio del Club Social y Deportivo Madryn, donde años más tarde, “el aurinegro”, jugaría Liga Nacional.

Como dato no menor, destacando la importancia y lo que significan tanto Madryn como Brown, para la ciudad, y cuánto potenciaron ese sentimiento en el pueblo, que las últimas intendencias, 2003-2011 de Carlos Eliceche, 2011-2019 Ricardo Sastre y 2019 hasta el momento de Gustavo Sastre, son producto de cómo desempeñaron sus tareas como dirigentes deportivos en sus respectivas instituciones.

EL AURINEGRO

Con la aparición de la Subcomisión de Futbol, integrada por Ricardo y Gustavo Sastre, unos jóvenes dirigentes y algunos colaboradores, que hasta el día de hoy permanecen trabajando en la institución, comenzaron algunos cambios, que se empiezan a materializar luego de 21 años, en el año 2003, cuando los dirigidos por Horacio Griffiths , lograron tras un agónico triunfo, en la cancha del Club Atlético Germinal de la ciudad de Rawson, contra su eterno rival y clásico de la ciudad, Guillermo Brown, con gol de uno de los ídolos actuales del Aurinegro, Pedro “Carolo” Arancibia, logrando así su paso a la participación del Torneo Argentino B de futbol, lo que actualmente se conoce como el Regional Amateur.

Las instalaciones de Deportivo Madryn desde el aire.

En la primera temporada, su participación sorprende de sobremanera ya que llegó a instancias semifinales sin perder ningún encuentro, y en esa instancia se enfrenta a Rosario de Puerto Belgrano, con quien pierde y se despide de esa temporada quedando solo a un paso de subir a la siguiente categoría.

Uno de los hechos mas importantes e inolvidables para la institución, ya con la presidencia de Ricardo Sastre, es la inauguración de la cancha de césped natural, el19 de noviembre de 2006. En el 2008 asumió la presidencia Gustavo Sastre, con un presente en el básquet muy bueno por aquellos años.

Sin embargo, en el fútbol pasaron varias temporadas de participación en el Torneo Argentino B, hasta que en 2014, luego de una difícil temporada, en donde participaron equipos muy duros, llegó a la gran final con Estudiantes de Río Cuarto, y, los dirigidos por Orlando “Pocho” Portalau logran el ascenso al Torneo Argentino A. 

Un torneo federal muy difícil desde cualquier punto de vista, se podría decir q por momentos era más difícil competir en ese torneo que era la tercera categoría del futbol argentino, que competir en la B Nacional.

El aurinegro tuvo varias chances de lograr ascensos y en muy pocas fueron frustradas por lo deportivo, nada se le hizo fácil al equipo del sur en los escritorios de la capital federal, sin embargo el 4 de noviembre de 2021, los dirigidos por Ricardo Pancaldo lograron el tal anhelado ascenso a la segunda categoría del futbol nacional, donde, no solo permanece sino que hasta el momento se encuentra ubicado entre los 10 mejores equipos del torneo, donde participan 37.

LA BANDA

Hace aproximadamente 30 años, en 1996, Brown salió campeón de la Liga del Valle, tres años más tarde, jugó una dura final contra el equipo de Soltex, que le dió el pase para jugar el entonces llamado Argentino B de futbol. 

Con el nacimiento del nuevo siglo podemos decir que se produjo un quiebre positivo en la institución browniana: corría octubre de 2000 cuando se inauguró la cancha de césped natural, en un partido donde recibió a uno de los equipos más grandes del ascenso del futbol nacional, Chacarita Juniors. 

Esa primera campaña fue dirigida por Jaime Giordanella y contó con la gran mayoría de jugadores del club y de la zona. La segunda y tercera temporada “La Banda” fue dirigida por Luis Ignacio “Pity” Murua, quien en Mayo de 2003 logró el ascenso al Argentino A, con aquel recordado gol sobre la hora del “Coreano” Néstor Jones.

El estadio de Brown de Puerto Madryn.

Sin dudas Guillermo Brown empezaba a ser conocido a nivel nacional por su participación en un torneo de carácter federal. Alla por el año 2007, luego de una gran temporada, tendría que haber jugado la final con su par de Desamparados de San juan, y por esas cosas que tiene el futbol argentino, y sus manos oscuras, corren de esa final al equipo sanjuanino, hecho organizado, entre otros por el presidente de Independiente de Rivadavia de Mendoza(el empresario Daniel Vila), y logran que el equipo mendocino reemplace en esa final a Desamparados, jugando y ganándole a Brown por penales, logrando el ascenso a la B Nacional.

Durante ese año y en un amistoso con el primer equipo del Club Atlético Boca Junior, es de destacar la aparición de jugadores como Maurito “El Rayo” Fernández, o Walter “Quito” Aciar, entre otros.

Años más tarde, en el 2011, La Banda logró el ascenso a la segunda categoría, temporada que compartió categoría -nada más y nada menos- con River, Chacarita, Rosario Central, Gimnasia y Esgrima de La Plata y Huracán, entre otros.

Ese año descendió nuevamente al Argentino A, cuando perdió la promoción contra Crucero del Norte, aunque no podemos dejar de mencionar, un partido que quedará guardado en la memoria de todos, cuando empató 2 a 2 en el Monumental frente a River Plate. En el 2015 logró nuevamente el ascenso que le permitió estar hasta la fecha jugando en una de las categorías, sino la más competitiva del futbol argentino.

DE UN NIÑO A OTRO NIÑO

Si tuviera que hacer un paréntesis y contarles a los más jóvenes, como hablándole de un padre a un hijo, o de un nene de 11 en aquellos años a un nene de 11 de hoy, lo que era vivir en ese Puerto Madryn, donde se jugaba en cancha de tierra, con piedras, desniveles, donde parecía que la pelota tenia un conejo adentro, donde, cuando llovía se producían plataformas de barro en nuestros botines. 

Canchas sin perímetros sin alambrados, con los autos de los padres rodeando la cancha y festejando con bocinas los goles, pero todo esto tenía un no sé qué, que hacía que nos creyéramos jugadores de primera. 

Hoy verlos a ellos en instituciones que tienen cancha de césped natural, césped sintético, alambrados, instituciones consagradas a nivel nacional, que seguramente muchos de estos chicos, ven mas cerca la posibilidad de cumplir sus sueños de llegar a jugar profesionalmente, y sienten al Club, su segunda casa.

Compartir: