Trelew
Más claros que nubes
26°C
Previsión 3 de diciembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado
Parcialmente Soleado
28°C
Previsión 4 de diciembre, 2022
Día
Soleado
Soleado
27°C
Previsión 5 de diciembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado
Parcialmente Soleado
33°C
Previsión 6 de diciembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado
Parcialmente Soleado
24°C
 

Puerto Madryn
Soleado
25°C
Previsión 3 de diciembre, 2022
Día
Más claros que nubes
Más claros que nubes
29°C
Previsión 4 de diciembre, 2022
Día
Soleado
Soleado
27°C
Previsión 5 de diciembre, 2022
Día
Ventoso
Ventoso
35°C
Previsión 6 de diciembre, 2022
Día
Más claros que nubes
Más claros que nubes
27°C
 

Rawson
Más claros que nubes
25°C
Previsión 3 de diciembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado
Parcialmente Soleado
28°C
Previsión 4 de diciembre, 2022
Día
Soleado
Soleado
27°C
Previsión 5 de diciembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado
Parcialmente Soleado
33°C
Previsión 6 de diciembre, 2022
Día
Parcialmente Soleado
Parcialmente Soleado
24°C
 

Titulares

EXCLUSIVO DE METADATA

Biomasa Forestal: El centro de producción de biocombustibles que permitirá abastecer con energía y calefacción a ciudades, hospitales y escuelas

Permitirá el ahorro de 3,5 millones de litros de combustible fósil y unos u$s 3 millones anuales. Generará 100 empleos y será el primer paso para comenzar a calefaccionar escuelas y hospitales a través de biomasa renovable. También ayudará a minimizar el riesgo de incendios en la Provincia.

Metadata accedió en exclusiva al proyecto del Gobierno del Chubut que fue delineado por el área de Bosques; y las carteras de Infraestructura, Planificación y Energía y Agricultura, Ganadería Industria y Comercio y que busca construir un centro de producción de biocombustibles a través de biomasa que será abastecido por residuos forestales.  

El proyecto estará enclavado en El Maitén y representará el primer gran paso desde el ámbito público en materia de transición energética.

Si bien la energía eólica es un boom en la provincia del Chubut, todos los parques están en manos del sector privado, salvo uno en Comodoro Rivadavia, en el cual el Estado tiene participación, pero su impacto es insignificante.

Lo mismo ocurre con el hidrógeno, que actualmente está bajo la órbita de una empresa privada, también en la zona sur de la Provincia.

El proyecto de biomasa forestal, en cambio, fue diseñada íntegramente por el Estado provincial. La inversión es muy pequeña y el ahorro, exponencial. Además, será el punta pie inicial para que este sistema penetre de lleno en los edificios públicos.   

LOS ALCANCES DEL PROYECTO

Metadata accedió a las bases del proyecto que apunta a desarrollar un centro de producción de biocombustible a través de biomasa que se abastezca de residuos forestales de especies exóticas, promoviendo su eliminación a fin de disminuir los riesgos de incendios y mejorar la calidad silvícola de las plantaciones.

El proyecto de biomasa forestal en Chubut será el primer paso desde el ámbito público a la transición energética.

Uno de los datos que exhibe el alcance del proyecto es que abastecerá con combustible a tres usinas ubicadas fuera del Sistema Argentino de Interconexión (SADI), reemplazando el uso de Diesel por combustible de origen biomásico de menor costo y ambientalmente sustentable.

Entre los cimientos de la iniciativa, el Gobierno tiene una premisa innegociable: Primero generar ordenamiento paisajístico, que derivará en una reducción sustancial en el riesgo y en la severidad de eventuales incendios.

Desde lo económico, el proyecto también cierra a la perfección: Aclara que se financiará con “ahorros en el uso de combustibles fósiles”, que actualmente se utilizan 3,5 millones de litros en estas tres usinas.

De esta manera, las localidades que sean alcanzadas en el futuro, se convertirán en urbanizaciones 100% renovables desde lo energético.

Es ahí, cuando el gobernador Mariano Arcioni describió en una cumbre en Rosario, que el proyecto que desarrolla Chubut es único en la Argentina y en Latinoamérica.

Si bien existe un emprendimiento que ya está en marcha desde 2020 en la provincia de Corrientes con características similares (ver subtítulo), esta iniciativa fue pensada enteramente desde el ámbito público – estatal.

UN PROYECTO QUE CIERRA POR TODOS LADOS

La iniciativa de generación de energía a través de biomasa forestal que desarrolla el Gobierno del Chubut cuenta con al menos tres patas que hacen viable y sostenible el proyecto.

Es amigable con el ambiente y reduce posibilidad e impacto de los incendios; se reemplaza el uso de combustibles fósiles por renovables lo que abarata costos en forma drástica y provoca un importante ahorro para el Estado; y la ubicación simplifica todos los trastornos relacionados con la logística y en el proceso intervienen pocos actores.

En lenguaje popular, podría representar tranquilamente la triple B que se utiliza por lo general a la hora de escoger viajes de relax: Bueno, bonito y barato.

“La región andino patagónica de Chubut cuenta con amplios recursos de forestaciones implantadas y bosques espontáneos de salicáceas. En paralelo, existe un crecimiento de los núcleos urbanos que generó una incursión de los mismos dentro de los bosques, junto con un desarrollo de arbolados urbanos. En este contexto, se generan un gran volumen de residuos forestales que actualmente no son utilizados, produciendo un incremento de la incidencia y severidad de incendios forestales y degradación de los recursos implantados”, sintetiza el proyecto al que tuvo acceso Metadata Noticias.  

El gobernador presentó el proyecto en una cumbre en Rosario en la que participaron otros mandatarios provinciales.

Según estimaciones preliminares, se puede estimar que los residuos de biomasa no aprovechados superan las 300.000 toneladas al año, lo que generó entusiasmo en el Gobierno porque es técnica y económicamente viable.

La propuesta que presentó Arcioni en Rosario establece que la implementación de proyectos de microgeneración en localidades fuera del SADI es la mejor forma de desarrollar este mercado.

EL IMPACTO EN CHUBUT

En las primeras simulaciones que trazaron desde el Gobierno del Chubut, los resultados posibles son más que alentadores.

En primer lugar, generará ahorros para Chubut superiores a los 3 millones de dólares anuales, producto de la sustitución del uso de gasoil y GLP.

En segundo lugar, como mencionamos anteriormente, sembrará las bases para la transición energética del sistema de calefacción de edificación pública de la estepa hacia fuentes de biomasa renovables.

¿Cómo será posible? Prevén calderas con chips de la planta para calefacción de escuelas y hospitales.

En tercer lugar, habrá ciudades y localidades fuera del sistema interconectado 100% renovables a partir de biomasa forestal.

Generará un ahorro anual superior a los u$s 3 millones de acuerdo a las estimaciones del Gobierno.

Otros de los puntos salientes que proyectan desde la gestión de Arcioni es el ordenamiento y puesta en valor de todo el patrimonio forestal de la Provincia en el corto plazo financiado con ahorros.

Asimismo, esperan ingresos para la cadena de valor del sector forestal local por más de 1.100.000 de dólares anuales.

Por último, en las oficinas de Fontana 50 que participan en este proyecto esperan “duplicar” el flujo de productos del sector forestal y la cadena de valor asociada, generando más de 100 puestos de trabajo directos e indirectos, con perspectiva de género.

UN EMPRENDIMIENTO EN CORRIENTES QUE YA ESTÁ EN MARCHA

En medio de la pandemia, en 2020, en la localidad de Gobernador Virasoro, Corrientes, se puso en marcha una planta de producción de energía a partir de biomasa forestal.

Esta área cuenta con 214.000 hectáreas de bosque implantados y produce cerca de 40 MW de energía eléctrica. El proyecto permitió en los primeros dos años de vida diversificar la matriz energética y contribuir al desarrollo industrial de la zona, generando nuevos puestos de trabajo con mano de obra calificada.

La obra demandó una inversión de 60 millones de dólares que estuvo a cargo de FRESA (Fuentes Renovables de Energía S.A), una compañía integrada por dos firmas nacionales: Grupo Insud y Grupo Benicio.

La planta de biomasa forestal que ya están en funcionamiento en Corrientes.

La planta genera electricidad a partir de chips, aserrín, cortezas de pino y eucalipto, sumado a biomasa proveniente de madera seca y materiales forestales que actualmente no tienen uso industrial.

EN SU ETAPA FINAL

El proyecto en el que se viene trabajando desde 2018 se encuentra en la fase final. Cuenta con el apoyo del Consejo Federal de Inversiones que financia este tipo de iniciativas.

De acuerdo a las primeras estimaciones, el financiamiento de la última etapa demandará cerca de 38 millones de pesos.

Una vez sorteado esto, iniciará la fase de ejecución de las obras previo a la realización de contrataciones.

“Se van a realizar la totalidad de estudios técnicos, pliegos de contratación y acuerdos necesarios durante esta etapa, además de organizar todos los elementos necesarios para realizar una correcta comunicación del mismo a los distintos actores interpelados por el proyecto”, concluye el proyecto.

Compartir: